Blogia
iriologiapuertomontt

LA OBESIDAD

Seguridad de la Medicina Natural

si acaso quedaba alguna duda sobre que si la medicina antural es muchisimo mas segura que la tradicional, esta semana recién pasada se despejo toda duda cuando el Instituto de Salud Pública de Chile y antes lo habia hecho la FDA de EE.UU. retiraron de las farmacias el producto Sibutramina, anfetamina que se usaba para bajar de peso. cabe entonces hacernos la pregunta ... alguna vez se ha retirado de las farmacias algun medicasmento natural?... la respuesta es tajante... NUNCA.

El Instituto de Salud Pública ordenó la suspensión indefinida de la venta de Sibutramina en el país.

Foto: Richard Dunstan en Stock.xchng

Foto: Richard Dunstan en Stock.xchng

Esto, responde a una medida de prevención que busca proteger a la población frente a los efectos adversos como alsas de la presión arterial y frecuencia cardiaca. de este medicamento, que es utilizado para bajar de peso.

Este fármaco sería perjudicial para la salud de las personas, señaló la directora del ISP, María Teresa Valenzuela.

sus efectos son:

ANOREXIGENO
TERMOGENICO
HIPERMETABOLISMO
ANTIDEPRESIVO
Pero sus efectos secundarios son :
 
AUMENTA LA  PA Y FC
EFECTOS  ANTICOLINERGICOS( MAREOS, NAUSEAS, VÓMITOS, ALTERACIONES A LA VISIÓN, TEMBLORES,  ETC.)
DEPRESIÓN
IMPOTENCIA SEXUAL MASCULINA
ESTERILIDAD FEMENINA
En contrapartida existen varios medicamentos naturales que realizan los efectos positivos que realizaba la Sibutramina pero sin los efectos secundarios tan peligrosos de ella.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

TREINTA SUGERENCIAS PARA COMBATIR EL SOBREPESO

TREINTA SUGERENCIAS PARA COMBATIR EL SOBREPESO

 ¿Tienes sobrepeso u obesidad y tu autoestima anda por los suelos? Levanta ese ánimo, no eres la primera persona que ha pasado por ahí y el hecho de estar leyendo estas líneas indica que has dado ya el primer paso: el reconocimiento, la conciencia de que algo en tu vida no funciona como debiera, es la puerta de entrada hacia el cambio. He aquí una treintena de trucos que te ayudarán a alcanzar tu meta, aunque tendrás que acompañarlos de un denominador múltiple en forma de paciencia, motivación y persistencia.

 

  • Eres consciente de tu sobrepeso, así que determina los kilos que te sobran y establece un objetivo realista para cada mes con una motivación seria: mejorará tu salud, no tendrás que ir ’tirando’ de tu cuerpo al caminar, recobrarás tu talla y tu autoestima cuando te mires al espejo, lucirás el bikini sin complejos el próximo verano...
  • Haz de saber que comiendo bien no engordarás sino todo lo contrario, y que tampoco tienes porqué pasar hambre el resto de tu vida porque cuando te adaptes al cambio el equilibrio volverá a tu organismo.
  • No olvides que tu salud está ligada a la práctica de ejercicio de forma regular, al menos tres veces por semana, y que debe ser tan prioritario como una buena alimentación. En cualquier caso, aumenta tu actividad física en pequeñas cosas como bajarte una parada antes del autobús, aparcar el coche un poco más lejos si tienes oportunidad, subir la escaleras andado en lugar de coger el ascensor, citarse con los amigos en un parque y no en la cafetería, para caminar...
  • La paciencia en todo este proceso de cambio de hábitos es condición sine qua non para llegar a la meta. El mundo no se hizo en un día, pero un par de kilos se ganan en una fiesta de un fin de semana y perderlos requiere no tierar la toalla a la primera de cambio.
  • Escribe tu menú semanal y pégalo en la puerta del resfrigerador para tenerlo siempre presente. Evita improvisar qué comerás cada día y así lo harás de forma equilibrada.
  • Si tienes un hambre voraz empieza con un caldo de verduras, el líquido sacia el apetito y da la sensación de plenitud haciendo desaparecer la ansiedad.
  • Utiliza platos pequeños, de postre, para comer menos, y retira las fuentes de la mesa cuando te hayas servido para no repetir. Además, no comas de dos platos a la vez.
  • Mastica bien la comida y come despacio, de esta forma tendrás la sensación de saciedad que no se consigue comiendo rápido.


    Aprende a combinar los alimentos

  • Come de todo, pero no mezcles proteínas(carnes,leche ) con hidratos de carbono (papas , arroz, pan , masas,azucar) estos dos grupos de alimentos deben mezclarse sólo con verduras. Los hidratos de carbono son feculentos y no deberían combinarse con ninguna proteína concentrada (carnes, pescados, queso, huevos y leche). Lo que mejor combina con las féculas (patatas, pastas...) son las frutas no ácidas y las verduras crudas o ligeramente cocidas. Las proteínas son alimentos poderosos y necesitan condiciones especiales para digerirse y liberar sus nutrientes, así que si los combinas con vegetales tendrás una digestión más ligera y luego eliminarás todos los desechos.
  • Come la mayor cantidad de alimentos crudos que puedas, las dietas a base de alimentos cocidos y privados de enzimas tienden a engordar. Los granjeros norteamericanos descubrieron hace tiempo que los cerdos alimentados con patatas crudas no engordaban, mientras que con patatas cocidas lo hacían rápidamente.
  • Infórmate sobre la composición básica de los grandes grupos de alimentos: proteínas, hidratos de carbono, grasas, verduras y frutas, y así sabrás en cada momento lo que debes comer y cómo combinarlo para tener una digestión correcta.
  • Las proteínas deben formar parte sólo de una comida al día, aunque otras de origen vegetal como el tofu pueden tomarse más a menudo. En realidad este tipo de proteínas puede sustituir a la carne en la dieta humana. Entre ¾ y un kilo de semillas y frutos secos por semana cubren todas las necesidades de grasa y proteínas que necesita un ser humano.
  • Las grasas como el aceite puedes combinarlas con hidratos de carbono, frutas o verduras, pero evita mezclarlos con proteínas concentradas. Eso sí, evita las margarinas y sustitutos de la mantequilla, así como los aceites hidrogenados que requieren hasta 250º C para descomponerlos, lo que los hace indigeribles en el estómago.
  • Procura comer todos los días una gran ensalada de vegetales frescos no feculentos, antes de la comida principal, ya sea éste de proteínas o de hidratos de carbono. No sólo proporcionan las enzimas necesarias para la digestión, sino fibra, vitaminas, minerales y aminoácidos y otros nutrientes esenciales.
  • Consume tus verduras crudas inmediatamente después de cortarlas y limpiarlas. Si las dejas varias horas antes de su consumo, pierden su valor por la oxidación.
  • Muchas frutas -especialmente melones y frutas ácidas- causan trastornos digestivos, fermentan en el estómago y proporcionan poco alimento cuando se consumen con otros alimentos no compatibles. Pero cuando se comen solas, con el estómago vacío, ofrecen todas las enzimas, vitaminas, aminoácidos y energía que el cuerpo necesita. Además son depuradoras y desintoxicantes. El culturista sueco Andreas Cahlig, Mister Universo y Mister Europa, es exclusivamente frugívoro. No come carne ni productos lácteos, y ni siquiera cereales o verduras.


    Cómo hacer las  compras

  • Haz cinco comidas al día rompiendo el ayuno a media mañana y a media tarde para que no se acumule la grasa que te hace engordar. Las frutas son una buena opción como snack para esos momentos de día. La digestión de esa ingesta obliga al cuerpo a obtener energía de tu grasa acumulada.
  • Deja pasar tres horas entre comida y comida para que la llegada de un nuevo alimento no interrumpa la digestión que se está realizando.
  • No tomes entre horas hidratos de carbono. Los derivados del pan, harinas, bollería o dulces, producen una liberación de insulina y toda esa energía queda acumulada y el cerebro se queja porque vuelve a tener hambre.
  • No te saltes ninguna comida, ni siquiera por el trabajo. Mantén la rutina de tus horarios y planea lo que comes cada día de la semana en una libreta.
  • Combate el hambre con proteínas como pechuga de pollo cocida, palitos de cangrejo fiambre de pavo o incluso una zanahoria. Se tarda más en digerirlas y producen mayor sensación de saciedad y durante más tiempo.
  • Procura hacer tu compra sin hambre y evitarás los antojos innecesarios en el supermercado.
  • Llena la cesta de la compra con frutas, verduras y alimentos bajos en calorías. Si tienes que cocinar y tienes hambre, te llevará a elegir una manzana o una zanahoria antes que una rodaja de chorizo para combatir el apetito mientras la comida está lista.
  • Evita comprar chucherías, galletas o refrescos con azúcar, ciestos de calorías y nula capacidad nutriente.
  • Despídete de las grasas saturadas presentes en gran parte de la bollería industrial como los aceites de palma y coco. Prepara tu propio bizcocho en casa y date un homenaje un día para merendar, pero sin combinarlo con la proteína de la leche, recuérdalo.
  • Si no has aprendido a comer correctamente o tienes un problema hormonal, acude a un especialista y pide una dieta individualizada que tiene en cuenta tu metabolismo, tu estado de salud y tus hábitos.

    Adapta la dieta a tu vida

    27. No creas en las dietas milagro. Piensa que la dieta ha de ser una forma de concebir la alimentación, no una fórmula mágica que dure unos meses hasta que te quitas esos kilos de más. Si te garantiza perder más de 5 kilos al mes, seguramente supondrá un riesgo para tu salud y provocará el efecto rebote: bajarás peso perdiendo agua y recuperarás luego lo perdido en forma de grasa.
    28. Debes saber que lo importante es eliminar la grasa, aunque hayas subido un kilo en la báscula; si ese kilo es aumento de grasa muscular habrás triunfado porque en realidad has reducido volumen y seguramente habrá disminuido también tu flacidez, sobre todo si lo has acompañado de ejercicio físico.
  • Si comes fuera de casa, ya sabes que casi en cualquier parte puedes pedir siempre una ensalada y un pescado. Ah, y exige que los demás respeten tus hábitos alimenticios, pasando de compartir platos que no te interesen, ya sean entradas o postres. Ya sabes, las proteínas del pescado no combinan bien con los hidratos de carbono de los postres, ni con la fruta, que debe comerse sola y con el estómago vacío.
  • Finalmente, adapta la dieta a tu vida y no al contrario, y si te excedes un fin de semana contrarréstalo en días posteriores estando a base de frutas o verduras, por ejemplo. Recuerda que los kilos se van acumulando y de esa forma no será difícil conseguir diez kilos de más en un año.
  •  

     

    ALIMENTACION SALUDABLE

    LA PIRAMIDE ALIMENTARIA

    Pirámide AlimentariaLa pirámide alimentaria, figura que intenta orientar a la población para que consuma una alimentación saludable, los principales alimentos que deben consumirse durante el día aparecen distribuidos en grupos que contienen un aporte nutricional semejante. Su ubicación y el tamaño de cada compartimento sugieren la proporción en que debería ser incluido cada grupo en la alimentación diaria.

    Un individuo sano deberá consumir diariamente cantidades proporcionales de los alimentos que se encuentran en cada nivel. En cada uno de los niveles se puede elegir, de entre la gran variedad de alimentos con aporte nutritivo semejante, aquellos que la persona prefiera. En forma general , se recomienda incluir mayor cantidad de alimentos de los niveles mas bajos y menor cantidad de los alimentos que aparecen en los niveles superiores. Por lo tanto, La Pirámide Alimentaria no sólo muestra la gran variedad de alimentos que pueden y deben consumir las personas sanas, sino también las cantidades proporcionales en que deben ser ingeridos diariamente para que su organismo se mantenga en forma adecuada y pueda realizar todas y cada una de sus funciones normalmente. La variedad y proporción de los alimentos que consuma, le entregarán su organismo el conjunto más adecuado de los nutrientes que necesita

    Elaborado por los académicos:

    Gloria JuryIsabel Zacarías
    Sonia OlivaresRaúl Cabrera

     

    Primer Nivel
    PRIMER NIVEL: es la parte mas baja de la Pirámide o base, se encuentran los cereales, el pan, las papas y las leguminosas frescas. Este grupo de alimentos aporta la mayor parte de las calorías que un individuo sano consume al día. La cantidad que se consume debe ser proporcional al gasto energético de cada persona, el que a su vez está condicionado por su edad y sexo y actividad física. Así las personas mas activas, que gastan una mayor cantidad de energía, pueden consumir una mayor cantidad de estos alimentos que las `personas sedentarias de su misma edad y sexo.
    segundo.gif (11015 bytes)
    SEGUNDO NIVEL: mirado desde la base, está dividido en dos compartimentos, donde se ubican las verduras y las frutas, respectivamente. Estos grupos son muy importantes su aporte de vitaminas, especialmente las antioxidantes, y por su contenido de fibra. Se debe tratar de estimular su consumo en todos los grupos de edad.

     

    tercer.gif (40896 bytes)
    TERCER NIVEL: ubicado al centro de la Pirámide, y proporcionalmente menor que los anteriores, también está subdividido en dos partes: el grupo de los lácteos y el que agrupa a carnes, pescados, mariscos, pollos, huevos y leguminosas secas.
     
     

    El grupo de los lácteos es particularmente importante por su aporte de calcio y proteínas de alto valor biológico. Todas las personas deben tratar de consumir leche diariamente. Se recomienda a personas con sobrepeso u obesidad preferir las leches semidescremadas o descremadas, que mantienen su aporte de nutrientes esenciales con un menor contenido de grasas calóricas

    En el grupo de las carnes se enfatiza el consumo de pescado, por su excelente aporte de proteínas, hierro y, en especial, por que aporta grasas necesari

    as para la salud que contienen un efecto preventivo de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares. Después del pescado, se recomienda preferir las carnes blancas, por su menor contenido de grasas y, en el caso de las carnes rojas, las carnes magras. El grupo de las carnes se caracteriza por su aporte de proteínas de alto valor biológico, hierro y zinc, minerales esenciales de buena biodisponibilidad.

    cuarto.gif (33466 bytes)
    PENÚLTIMO NIVEL: el penúltimo nivel de la Pirámide es un compartimento relativamente pequeño que agrupa a los aceites, grasas, mantequilla, margarina y a aquellos alimentos que contienen una importante cantidad de grasas, como las aceitunas, nueces, y maní. En este grupo, se recomienda preferir los aceites vegetales de maravilla, oliva, canola, soya y los alimentos como paltas y aceitunas, por que contienen ácidos grasos esenciales para el organismo. El consumo debe ser moderado, de acuerdo a las necesidades energéticas del individuo. En todos los casos se recomienda tener un bajo consumo de grasas de origen animal, por su contenido de ácidos grasos saturados y colesterol.
    ultimo.gif (11276 bytes)
    CÚSPIDE: es el compartimento más pequeño y es allí donde se ubican el azúcar, la miel y los alimentos que los contienen en abundancia. Se recomienda que el consumo de estos alimentos sea moderado en todos los grupos.

    GUÍAS ALIMENTARIAS PARA CHILE

    MINISTERIO DE SALUD

     

    • Consuma diferentes tipos de alimentos durante el día

    • Aumente el consumo de frutas, verduras y legumbres.

    • Use de preferencia aceites vegetales y disminuya la grasa de origen animal.

    • Prefiera la carne como pescado, pavo y pollo.

    • Aumente el consumo de leche, de preferencia de bajo contenido graso.

    • Reduzca el consumo de sal.

    • Modere el consumo de azúcar.

    Indicaciones Para Una Dieta

    Dieta semanal hipocalórica

    Una de las guías alimentarías para Chile recomienda "consumir distintos tipos de alimentos durante el día". Esto significa, que la dieta diaria debe ser variada.

    Nuestra alimentación para ser equilibrada y suficiente debe aportar una variedad de alimentos buscando las combinaciones que permitan una adecuada complementación nutricional, recordando siempre que sea baja en grasas. Una ingesta excesiva de grasa por sobre lo requerido se asocia a un riesgo mayor de Obesidad, enfermedad coronaria y algunos tipos de cáncer.

    Los requerimientos calóricos son individuales indicados por el médico o nutricionista, de acuerdo a las características de cada persona.

    Para una orientación acerca de una alimentación equilibrada y suficiente te presentamos ejemplos de minutas de 1200 calorías diarias para una semana, considerando desayuno, almuerzo, once más una colación; y 1300 calorías cuando se hacen 2 colaciones. Estas minutas se pueden adaptar a tus propios hábitos alimentarios, orientándote a través de las Guias Alimentarias, que se detallan en consejos útiles para una alimentación equilibrada.

    No olvides siempre consultar con tu médico tratante y que las llamadas "Dietas Relámpago" pueden hacer que bajes de peso momentáneamente, pero una vez que la concluyas lo mas seguro es que recupere rápidamente el peso perdido.

    CONSEJOS ÚTILES PARA UNA ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA BAJA EN GRASAS

    Las porciones se refieren a alimentos en cocido (arroz, fideos, legumbres) y las cantidades corresponden a 1 taza de 200 cc.

    No saltarse comidas, se deben hacer 3 comidas principales (siendo la última antes de las 21 hrs.) más 1 ó 2 colaciones. Las colaciones se ingieren en los periodos más extensos (más de 5 horas) entre comidas principales, es decir, entre desayuno y almuerzo; almuerzo y once o antes de acostarse. Siempre una colación se refiere a 1 taza de leche descremada o 1 yogurt diet o 1 fruta. Trata de consumir todos los días una colación de 1 lácteo descremado y 1 fruta.

    Consume 2 a 3 frutas diarias, además de verduras. Ellas contienen minerales, vitaminas y antioxidantes necesarios para prevenir enfermedades cardiovasculares y cáncer. Además contienen fibra que favorece la digestión, baja el colesterol y el azúcar de la sangre.

    Prefiere carnes como pavo, pollo y pescado, porque tienen menos contenido graso. Las carnes aportan proteínas de buena calidad, hierro y zinc. El pescado contiene ácidos grasos que ayudan a prevenir las enfermedades del corazón. Las cecinas, embutidos y vísceras (hígado, sesos), cerdo, cordero, contienen grasas saturadas y colesterol. Prefiere carnes blancas que contienen menos grasas saturadas y colesterol. Recuerda reemplazar las carnes por legumbres (porotos con tallarines, lentejas con arroz, etc.) 2 a 3 veces/semana en cantidad moderada.

    Consumir 3 a 4 porciones de lácteos descremados diariamente. La leche contiene proteinas, escenciales para formar, mantener y reparar órganos y tejidos del cuerpo. El calcio es escencial para prevenir la osteoporosis una enfermedad muy frecuente en los adultos.

    Consume menos sal: El consumo excesivo se asocia a hipertensión arterial, lo que constituye una de los principales riesgos de enfermar del corazón.
    Eliminar el consumo de azúcar, dulces, golosinas, jugos y bebidas azucaradas.

    Ingerir dos litros de líquido diariamente, si no te gusta el agua la puedes reemplazar por: agua soda, agua mineral, agua de hierbas, agua cocción de frutas sin azúcar.
    Leer el etiquetado de los alimentos.

    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

    Obesidad En Chile

    Obesidad En Chile

    Al igual que en la mayoría de los países del mundo, hoy tenemos en Chile un serio problema a solucionar. Se trata de la obesidad que, más allá de un problema estético, es una enfermedad crónica con diferentes y serios riesgos para la salud.

    Se caracteriza por un aumento en la cantidad de grasa corporal, la que se deposita cerca de diferentes órganos, afectando su funcionamiento. Ello da lugar a problemas metabólicos y a enfermedades crónicas como las cardiovasculares, hipertensión arterial, diabetes, dislipidemias y osteoartritis, las que en su conjunto son responsables de más del 35% de muertes a nivel global.

    Según la última Encuesta Nacional de Salud, realizada en una muestra representativa de mayores de 17 años, un 22% de los chilenos son obesos (25% mujeres y 19% hombres), al tiempo que otro 32% tiene problemas de sobrepeso. A nivel infantil, más del 40% de los niños en nuestro país padecen hoy de obesidad o sobrepeso.

    Estas cifras no son sólo locales, sino que reflejan una tendencia global. Por ello es que la obesidad es considerada hoy como la “Epidemia del siglo XXI”.

    Sus causas son variadas, pero básicamente influyen factores hereditarios (hay alrededor de 300 genes implicados en su desarrollo) y ambientales, como el estilo de vida actual, donde priman el sedentarismo y las conductas nutricionales alteradas.

    Poco tiempo y mucha comodidad hacen que las personas hagan un ejercicio físico mínimo. A esto se suma que la composición de la dieta nacional aumenta el consumo de grasas saturadas como las frituras, margarina, mantequilla, aceites (exceptuando el de oliva) y carnes rojas.

    También el de hidratos de carbono, que son almidones presentes en alimentos como el pan, fideos, arroz, papas y harinas. La fórmula resultante es nefasta: ingresan muchas más calorías de las que se gastan. La grasa aumenta y se deposita.

    A nivel general, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido que el tratamiento contra la obesidad no va en función del peso ideal, sino del índice de grasa que cumula el cuerpo.

    No es un tema de balanza, ya que la medicina puede medir hoy certeramente, a través de medios de diagnóstico sofisticados, la composición ósea, muscular y grasa de las personas.

    El tratamiento de esta enfermedad se basa en 5 pilares: nutricional, actividad física,  modificación conductual,  farmacológico de medicamentos y quirúrgico.

    Este último, que muchos creen es la panacea, sólo debe ser considerado, como un recurso, si los demás han fallado, para la obesidad mórbida (índice de masa corporal superior a 35 kg/m2), que afecta a sólo un 3% de los obesos.

    Ello quiere decir que el otro 97% de obesos y que el 100% de quienes sufren de sobrepeso (puede ser la antesala de la obesidad) es una inmensa mayoría que debe tratarse de acuerdo a los cuatro pilares iniciales, con la orientación médica correspondiente.

    Tampoco hay que tomar  esos medicamentos que se recomiendan como “mágicos” en muchos comerciales de prensa, radio o televisión. La FDA sólo aprueba dos en este sentido: la sibutramina, que actúa a nivel del sistema nervioso central y el orslitat, que inhibe en aproximadamente un 30 % la absorción de grasa contenida en los alimentos a nivel intestinal.

    Otro medicamento que está llegando al mercado, y que cuenta con la aprobación de la institución homóloga de la FDA en Europa, es el rimonabant, también con un perfil para el grupo de pacientes obesos, pero que requiere de supervisión médica

     La solución a los kilos demás y sus enfermedades asociadas pasa, en primer lugar, por cambiar los hábitos de vida causantes del problema y acudir a los especialistas obesólogos para recibir una pauta profesional adecuada.

    OBESIDAD

    OBESIDAD
     

    ¿Qué es la Obesidad?

    Se dice que una persona es obesa cuando tiene un gran sobrepeso y su índice de masa corporal, o IMC, es de 30 ó más. El IMC es una medida de su peso en relación con su altura. Puede calcular su IMC haciendo una fórmula o ingresando a “Tómele el peso a su salud”, herramienta elaborada por INTA y Laboratorios Andromaco, en /peso.html
     
    El tamaño de su cintura también es importante. Es una medida de su grasa abdominal. Sus riesgos de salud, sobre todo de tener diabetes o enfermedades cardíacas, pero también de tener algunos tipos de cáncer, aumentan a medida que su IMC y el tamaño de su cintura aumentan. Una medida de cintura mayor que 100 cms. en los hombres y 90 cms. en las mujeres aumenta significativamente su riesgo para la salud.

     

    icono ¿Cuáles son los riesgos de la Obesidad?

    Casi un tercio de todos los adultos son obesos. La obesidad aumenta a medida que la gente envejece.

    Es un problema serio debido a que aumenta el riesgo de tener mala salud y enfermedades importantes tales como:

    • alta presión sanguínea
    • problemas de respiración
    • apoplejía
    • enfermedad cardíaca
    • diabetes
    • hiperlipidemia, o sea un aumento de las grasas en la sangre, que se asocia con frecuencia con niveles más altos de colesterol
    • enfermedad de la vesícula
    • gota
    • algunos tipos de cáncer
    • osteoartritis (endurecimiento y dolor en las articulaciones, sobre todo en las rodillas, que pueden ocurrir a medida que va envejeciendo).

    La obesidad puede dificultar la tarea de su profesional médico para hacerle un buen examen físico. También puede hacer más difícil observar el interior del cuerpo mediante radiografías y otros tipos de imágenes, así como practicar cirugía.

     

    icono ¿Cómo ocurre?

    Las causas de la obesidad no están claras. No siempre la causa es comer en exceso. La cantidad de energía (calorías) que el cuerpo necesita en estado de reposo también es importante. Uno obtiene la energía de los alimentos que come. La energía que no se utiliza se almacena en forma de grasa. Puede ser que las personas obesas utilicen menos energía en estado de reposo que las personas que no son obesas. Además, puede ser que quemen menos calorías que las personas que no son obesas porque les es más difícil realizar actividades físicas.

    Los genes que hereda de sus padres pueden afectar su peso. Los hijos de padres obesos son 10 veces más propensos a ser obesos que los hijos de padres no obesos. Los hábitos alimenticios no saludables también pueden ser la razón por la cual varios miembros de una familia son obesos.

    La obesidad también puede ser causada por problemas emocionales, como depresión, ira y ansiedad. Los problemas emocionales pueden contribuir a la obesidad, pero también pueden ser una consecuencia de la misma. La obesidad rara vez es causada por un desequilibrio hormonal.

     

    icono ¿Cómo se diagnostica?

    Su IMC se puede determinar consultando su peso y altura en una tabla de IMC. Un IMC de 25 ó mayor indica que tiene sobrepeso. Un IMC de 30 ó mayor indica que es obeso. Mida su cintura debajo de las costillas pero encima del ombligo.

    Para saber si su peso es un riesgo para su salud, ingrese a la sección “Tómele el Peso a Su Salud” que Laboratorios Andromaco en conjunto con INTA han preparado para ud. /peso.html

    Note que la utilidad del IMC tiene sus límites. Puede sobreestimar la grasa del cuerpo en atletas y otras personas que tienen una contextura muscular. Puede subestimar la grasa del cuerpo en personas mayores y otros que han perdido masa muscular. Su profesional médico le puede indicar si tiene un riesgo más elevado de problemas de salud debido a su peso.

    Su profesional médico también le puede ayudar a encontrar un programa de adelgazamiento que funcione en su caso.

    La tabla de IMC no se usa en mujeres embarazadas. Si está embarazada y quiere obtener una guía de aumento normal de peso durante el embarazo, pídasela a su profesional médico.

     

    icono ¿Cómo es el tratamiento?

    El uso de medicamentos que sólo restringido a los consejos de su NATURISTA

    La clave para bajar y controlar su peso es comer menos calorías y ser más activo. El primer paso importante es evaluar su dieta. Un dietista puede recetarle una dieta. Se asegurará de que su nueva dieta contenga menos calorías pero que sea saludable y le permita bajar de peso sin peligro. Su dieta deberá permitirle bajar de 0.5 a 1 kg. por semana. No hay que ayunar ni hacer dietas ’de moda’. No debe tomar medicamentos que inhiban el apetito sin consultar antes con su profesional médico.

    Le enseñarán a cambiar sus patrones de comportamiento. Por ejemplo, algunas personas comen para soportar los problemas emocionales. Si tiene serios problemas emocionales, su proveedor de atención de la salud puede recomendarle a un psicoterapeuta para que reciba terapia. Deberá hacer frente a los problemas psicológicos y emocionales si su programa para bajar de peso ha de tener éxito.

    La actividad física es una parte muy importante de un buen programa para bajar de peso. Una vez que alcance un peso más bajo, el ejercicio también le ayuda a mantenerse en ese peso. Realizar por lo menos 30 minutos de ejercicio diarios casi todos los días de la semana hará que baje la presión arterial, el pulso, el colesterol y el azúcar en la sangre. La realización de ejercicios durante 1 hora o más la mayor parte de los días de la semana puede aumentar significativamente su tasa metabólica. Esto significa que su organismo quemará más calorías.

    Un aumento en su actividad física podrá ser el primer paso en su programa para bajar o mantener el peso si aún no está listo para hacer cambios en su dieta. La sensación de bienestar que obtendrá del ejercicio lo motivará para elegir alimentos más sanos.

    Casi todas las actividades que impliquen un esfuerzo ligero o moderado son buenas. Puede por ejemplo caminar, trotar, nadar, andar en bicicleta o hacer un programa de aerobismo o gimnasia aeróbica. Una muy buena manera de empezar a hacer ejercicios para casi todos es caminar. Puede usar un podómetro para motivarse y hacer que el ejercicio sea más divertido. El podómetro es un dispositivo que se cuelga de su vestimenta y mide cuántos pasos da por día. Una buena meta es tratar de caminar hasta 10,000 pasos por día (8 kilómetros). Si su profesional médico está de acuerdo, trate de aumentar los pasos que camina por día, de a 500 pasos por semana, hasta llegar a los 10,000 pasos por día.

    Puede conseguir vídeos y DVD para todos los niveles de preparación física, incluyendo a personas con discapacidades. Los puede pedir prestados en la biblioteca o comprarlos en una tienda o en la Internet.

    Pregúntele a su profesional médico qué tipo y cantidad de actividad física es adecuada en su caso. Si tiene alguna incapacidad física, su proveedor de atención de la salud le ayudará a buscar alternativas de ejercicio.

    El apoyo de otras personas puede ayudar a motivarle. Su principal grupo de apoyo puede ser su familia y sus amigos. Busque también grupos de apoyo para bajar de peso dentro de su comunidad.

     

    icono ¿Cómo me puedo cuidar?

    Para ayudarse, siga estas pautas:

    • Mantenga su dieta y no se descorazone.
    • Aprenda a preparar comidas saludables. Tome clases o busque libros de cocina con comidas saludables. Búsquelos en su biblioteca pública o en un programa de extensión cultural del condado local. También hay muchos sitios Web que tienen recetas saludables.
    • Lleve un registro diario de los alimentos y bebidas que ingiere. Anote todo.
    • Tome suplementos vitamínicos y minerales solamente si su proveedor de atención de la salud se los recomienda. Pueden abrirle el apetito.
    • Evite las bebidas alcohólicas.
    • Únase a un grupo de apoyo para bajar de peso. Hable con gente y participe de entornos que lo mantengan motivado.
    • Lea libros y artículos o mire programas de televisión que traten sobre cómo perder peso.
    • Realice actividades físicas regularmente. Para no volver a ganar las libras de peso que perdió, es posible que tenga que realizar ejercicios de intensidad moderada de 60 a 90 minutos casi todos los días de la semana. Siga las recomendaciones de su profesional médico.
    • Lleve un registro diario de sus ejercicios.
    • Busque un amigo con quien hacer ejercicios.
    • Acuda a las citas con su NATURISTA.
    • Aprenda a utilizar técnicas de relajación tales como la respiración profunda para ayudarle a manejar el estrés.
    • Hable sobre sus sentimientos, desafíos y éxitos en un grupo de apoyo o con su proveedor de atención de la salud.

    Muchas personas obesas tienen dificultades para mantener el peso alcanzado. A menudo esto es causado por problemas emocionales que ocurren cuando están tratando de bajar de peso. La pérdida de peso puede desencadenar una depresión seria o aún psicosis si usted fue obeso de niño o ha estado deprimido debido a su obesidad. Si siente la necesidad compulsiva de comer en exceso o de ’atacar’ el refrigerador a altas horas de la noche, puede ser que esté padeciendo de angustia emocional. Si ya se encuentra bajo estrés, su profesional médico puede determinar que no es conveniente que baje de peso hasta que su vida se estabilice.

    Tenga en cuenta que luego de bajar de peso, la manera en que usted se relaciona con los demás puede cambiar debido a la mejor imagen que tiene de usted mismo.

     

    icono ¿Cómo puedo evitar la Obesidad?

    El exceso de peso se adquiere durante el transcurso de un largo período. Bajar ese peso exige motivación y disciplina. Para mantener un peso saludable tiene que equilibrar la cantidad de alimentos que come con actividad física. Trate de mantenerse lo más cerca posible de un peso saludable.

    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres