Blogia
iriologiapuertomontt

Hipercolesterolemia

Dieta para proteger el corazon bajando el colesterol

Dieta para proteger el corazon bajando el colesterol

 la Dieta Mediterránea

Numerosas investigaciones han afirmado las propiedades saludables de esta dieta. 
La dieta mediterránea consiste en un estilo de vida basado en una dieta equilibrada y variada en la que predominan los alimentos obtenidos de los cultivos tradicionales de esta zona goegráfica bañada por el mediterráneo: el trigo, el olivo y la vid.
Los alimentos que constituyen la base de esta alimentación son:
El pan y la pasta, como principal fuente de hidratos de carbono.
El aceite de oliva como principal fuente de grasa.
El vino en cantidades moderadas durante las comidas.
Las hortalizas, las frutas, los frutos secos y las legumbres aportan a esta dieta gran cantidad de fibra y antioxidantes.
El pescado, las aves de corral, los productos lácteos y los huevos como principal fuente de proteínas y un menor consumo de carnes y grasas animales.

Estos alimentos y su tratamiento culinario da lugar a un estilo de vida que se complementa con unos hábitos (por desgracia cada vez menos frecuentes) a los que invita el clima, como son los paseos al sol, las tertulias o la siesta.

¿Por qué es una dieta saludable?

Su descubrimiento como dieta saludable se realizó a partir de estudios nutricionales en Grecia donde se detectó una incidencia de arteriosclerosis, enfermedades cardiovasculares y enfermedades degenerativas inferior a la media. Y una mayor esperanza de vida.
Basándose en estos antecedentes, de 1958 a 1964 se realizó un extenso estudio epidemiológico denominado "Estudio de los siete países", dirigido por Ancel Keys, para investigar los hábitos dietéticos de siete países entre los que figuraban cinco países no mediterráneos: Estados Unidos, Japón, Finlandia y Holanda, y tres mediterráneos: Yugoslavia, Italia y Grecia.

Los resultados del estudio mostraron una clara relación entre las características de la dieta y la salud de su población.

Características de la dieta mediterránea

Se observó que los países mediterráneos, tenían una dieta con unas determinadas características que eran comunes a todos ellos.
Estas poblaciones comen una cantidad relativamente alta de pescado y carnes blancas, cereales y leguminosas, frutas y verduras; una cantidad relativamente baja de carnes rojas; y, en forma moderada, consumen vino con las comidas.

La grasa usada en las comidas es mayoritariamente aceite de oliva. Esto conduce a una alimentación saludable que se caracteriza por ser:
Baja en grasas saturadas (carnes rojas)
Alta en grasas monoinsaturadas (aceite de oliva)
Balanceada en ácidos grasos poliinsaturados (omega-6 y omega-3)
Baja en proteína animal
Rica en antioxidantes (frutas, frutos secos, verduras y legumbres)
Rica en fibras (frutas, verduras, legumbres y cereales)

Este tipo de dieta coincidía con la baja frecuencia de enfermedades coronarias y un nivel más bajo de colesterol en sangre en los habitantes de estos países en relación a los de otros países.

El estudio demostró que era el tipo de grasa de la dieta, más que su cantidad, la que estaba relacionada con este riesgo cardiovascular, de modo que un consumo bajo de grasa saturada y mayor de monoinsaturada (aceite de oliva) y poliinsaturada (pescado) se asoció a una menor frecuencia de enfermedades coronarias y de mortalidad debido a estas patologías. Posteriormente se vio que la dieta mediterránea no sólo protege de la enfermedad cardiovascular, sino que además aporta gran cantidad de antioxidantes (en relación con los alimentos de origen vegetal) que protegen del envejecimiento celular y la carcinogénesis.

Un estilo de vida más sano

De la necesidad de esquematizar estos alimentos y su proporción dentro de una dieta equilibrada surgió la pirámide alimentaria. Ésta se basa en las proporciones de nutrientes que constituían clásicamente la dieta mediterránea y consiste en un gráfico que muestra el tipo y cantidad de alimentos que deben tomarse. Cada región tiene un clima, cultivos y usos diferentes de forma también disponen de alimentos diferentes. Así, puede realizarse una pirámide adaptada a cada uno de ellos, pero en todos los casos se mantiene un esquema general con la proporción de los nutrientes que deben consumirse.

Las conclusiones que se extraen de ella y de los estudios para una nutrición equilibrada y un estilo de vida sano son:

Menú mediterráneo modelo

Desayunos y/o meriendas

Opción 1:
- Café o té con leche desnatada.
- Cereales con un poco de miel
- Galleta o tostada untada con queso blanco.

Opción 2:
- Frutas a gusto.
- Cereales con un poco de miel

Opción 3:
- Café o té.
- Un yogur desnatado.
- Galleta o tostada untada con queso blanco.

Lunes
- Pollo a la plancha (sin piel).
- Ensalada de zanahoria rallada y huevo.
- Legumbres

Martes
- Brócoli con limón y aceite de oliva virgen y Pescado
- Tortilla de patatas

Miércoles
- Bistec a la plancha.
- Arroz
- Verduras gratinadas

Jueves
- Hamburguesas caseras de verdura, garbanzo, soja o carne
- Ensalada caprese
- Papa o patata al horno

Viernes
- Empanadas de atún
- Pollo a la plancha con ensalada de espárragos y palmitos con limón

Sábado
- Paella
- Caldo de verduras

Domingo
- Pasta con tomate
- Coles de bruselas

Recomendaciones:
No debes ingerir pan, bollería o dulces.
Bebe 2 litros de agua al día.
Consume las frutas con 3 horas de margen con el resto de alimentos.
Si no toleras algún alimento, puedes sustituirlo por uno semejante.
Frutas al gusto (máximo una vez a la semana).
Cocinar con aceite de oliva.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Colestero alto?

Colestero alto?

Dieta para pacientes con dislipemia o hipercolesterolemia

(Recomendaciones dietéticas para la prevención
de la aterosclerosis en la población general)


Mantenga una dieta variada, con abundancia de cereales, verduras y frutas.
Reduzca el sobrepeso con una dieta baja en calorías.
Disminuya el consumo de carnes rojas, huevos (máximo 2 ó 3 por semana), leche entera y derivados (helados, nata, mantequilla, yogures enteros, quesos grasos,...).
Consuma preferentemente aceite de oliva y evite los aceites de coco y palma, presentes frecuentemente en productos de bollería, fritos y precocinados.
Introduzca en su dieta frecuentemente los pescados blancos y en especial los azules (sardina, trucha, atún, caballa, salmón,...).
Evite el consumo de alcohol.
Si desea hacer algo realmente importante por su salud: NO FUME.
Haga ejercicio físico de forma regular.

Cocinado: cocine con poco aceite (oliva, girasol o maíz). Evite en lo posible los fritos y guisos. Preferible a la plancha o a la brasa. Retire la grasa visible de la carne antes de cocinarla.


Frecuencia recomendada de carnes y aves: carnes rojas, dos días por semana; pollo, pavo sin piel o conejo, dos o tres días por semana. Cantidad recomendada: una sola vez al día, no más de 200 gramos.


Condimentos: utilice todo tipo de condimentos. Sal con moderación.


Alcohol: es aceptable en los adultos hasta 2-3 vasitos de vino al día. Es desaconsejable en pacientes con sobrepeso, mujeres embarazadas y pacientes con hipertrigliceridemia.

Importante: Esta dieta es adecuada para todos los miembros de la familia excepto niños.





Las siguientes recomendaciones dietéticas más específicas le pueden ayudar:


Publicidad


Anuncios Google
¿Qué es esto?





Alimentos frescos y congelados Consumo diario Consumo moderado Consumo esporádico

PERMITIDOS
todos los días
A LIMITAR
máximo 2-3 veces x semana
DESACONSEJADOS
sólo excepcionalmente

Cereales
Harinas, *pan, cereales, *arroz (mejor integrales), maíz, *pastas, galletas integrales
Cereales con azúcar,
*Pasta italiana con huevo y *bollería y galletas preparadas con aceite de oliva o de semilla
Bollería, croissants, ensaimadas, magdalenas, galletas y bollería industrial preparada con grasas no recomendables

Frutas,
verduras y legumbres
Todas.
Legumbres especialmente recomendadas
*Aceitunas, *aguacates, *patatas fritas en aceite de oliva o de semilla
Patatas chips o patatas o verduras fritas en aceites inadecuados. Coco

*Frutos secos
Nueces, ciruelas pasas, albaricoques, dátiles, pipas de girasol sin sal
Almendras, castañas, avellanas, cacahuetes
Cacahuetes salados, coco y pipas de girasol saladas

Huevos,
leche y
derivados
Leche desnatada, yogurt y productos elaborados con leche desnatada, clara de huevo, flanes sin huevo
Huevo entero (3 x semana)
Queso fresco o con bajo contenido graso, requesón. Leche y yogurt semidesnatado
Leche entera, nata, crema, flanes de huevo, quesos duros y cremosos

Pescados y Mariscos
Pescado blanco y *azul, *atún en lata, salmón ahumado, marisco bivalvo (mejillones, almejas, chirlas, ostras,...)
Bacalao salado, *sardinas y caballa en lata (en aceite de oliva), calamares, gambas, langostinos, cangrejos (marisco)
Huevas de pescado, pescado frito en aceite o grasas no recomendadas, mojama

Carnes rojas(1)
Ternera, buey, vaca, cerdo, caballo, cordero (partes magras), jamón serrano (partes magras), salchichas de pollo o ternera
Embutidos, beicon, hamburguesas, salchichas frankfurts, patés, vísceras, despojos

Aves y caza
Conejo, pollo y pavo sin piel. Venado, Caza menor
Ganso, Pato

Grasas y aceites
Aceites de oliva
Aceites de semillas (girasol, maiz...) y margarina vegetal (sin ácidos grasos trans
Mantequilla, margarinas sólidas, manteca de cerdo, unto, tocino, sebo, aceites de palma y de coco

Postres
*Mermeladas, *miel, *azúcar, repostería casera: sorbetes (helados), tartas y pasteles (preparados con leche descremada y margarina)
Caramelos, flan sin huevo, frutas en almíbar, turrón, mazapán, bizcochos caseros y dulces hechos con aceite de oliva o semilla
Chocolates y pasteles.
Postres con leche entera, huevo y nata o mantequilla. Tartas comerciales

Bebidas
Agua mineral, *zumos naturales, infusiones,
Café y té: 3 al día
Vinos: 2 al día
Bebidas y refrescos ligeras sin azúcar
Bebidas ligeras azucaradas, sopas de sobre o lata

Especias y salsas Pimienta, mostaza, hierbas, sofritos, vinagre, alioli
Mahonesa y besamel
Salsas hechas con mantequilla, margarina, leche entera y grasas animales (huevo y/o grasa de cerdo)

Nota: la dieta debe modificarse en caso de diabetes, obesidad, hiperuricemia o hipertensión.
* Los alimentos señalados con un asterisco, debido a su riqueza calórica, deben limitarse en pacientes con sobrepeso o hipertrigliceridemia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres